10 Oct 2014

Construcción en seco, la revolución en Argentina (Steel Framing)

Steel Framing se trata de una novedosa técnica de construcción ampliamente utilizada en todo el mundo. Es una solución flexible en cuanto a diseño y de menor peso que las de hormigón armado.

El Steel Framing es un sistema constructivo abierto, ampliamente utilizado en todo el mundo, en el cual la estructura resistente esta compuesta por perfiles de chapa de acero estructural galvanizado de muy bajo espesor usado tanto para las paredes, como en techos y entrepisos.  A diferencia del sistema tradicional, el esqueleto creado por columnas y vigas, en steel framing se trabaja con paneles portantes y no portantes, pudiendo ser el armado de paneles en un taller para luego ser colocados en una platea cementicia o losa. Esta estructura metálica junto a una cantidad de componentes o subsistemas (aislaciones térmicas, acústicas, hidrófugas, terminaciones, etc) conforman viviendas muy confortables y estéticamente no hay diferencia con una tradicional. Una de las características fundamentales del proceso constructivo es su condición de montaje en seco.

 

• Proyecto: Sin restricciones de formas arquitectónicas ni de la situación geográfica de la obra. Cualquier proyecto pensado en sistemas tradicionales puede “traducirse” al SteelFraming.

• Estructura: Se compone de un conjunto de perfiles de acero galvanizado de muy bajo espesor, separados entre sí cada 40 o 60 cm.

• Montaje: Se realiza sobre fundaciones tradicionales, con la ventaja de que las cargas por peso propio son mucho menores que el caso de sistemas constructivos pesados (hormigón, mampostería, etc.)

• Cerramientos: Tanto los interiores como los exteriores, se realizan mediante la colocación de distintos tipos de placas sujetas a la estructura metálica con tornillos autoperforantes.

• Terminaciones exteriores: El sistema admite una gran diversidad, incluyendo placas cementicias, revoques elastoplásticos, entablonados e inclusive terminaciones tradicionales como ladrillo o piedra.

• Eficiencia energética: Se consigue un muy elevado nivel de aislación térmica mediante el uso de materiales aislantes en el interior de los paneles, reduciendo los costos por consumo de energía para calefacción o refrigeración.

• Instalaciones: Se distribuyen por el interior de la estructura, a través de las perforaciones previstas en la perfilería. Así disminuyen considerablemente los tiempos de instalación y se facilitan futuras eventuales reparaciones o modificaciones.